Archivos para 23 mayo 2012

La tristeza sin lágrimas de Andrés Iniesta

En los ojos de Andrés Iniesta está la clave. Basta sólo con observar dos minutos de su conferencia para entender las emociones que su cuerpo evidencia al ser cuestionado sobre la decisión de David Villa de no ir a la Eurocopa.

Pero vayámonos a las fotografías, a los hechos, y dejemos las palabras para otros artículos.

A través del análisis de las siguientes seis fotografías, voy a explicarles lo que comunica la imagen deportiva de Andrés Iniesta en esta conferencia:

Sus ojos se mueven de la construcción de lo auditivo a su ángulo inferior derecho donde accede a sensaciones, proyectando dolor e impotencia.

En tan sólo unos segundos, sus ojos se desplazan al ángulo contrario en donde mantiene un diálogo interior, además de tocarse el cuello. Busca las palabras pero es evidente que el sentimiento se impone y parece traicionarlo.

Y repentinamente baja la cabeza y la mirada. Sus ojos se mueven ligeramente a sensaciones que proyectan su consternación y depresión.

Toma fuerza y levanta el rostro manteniendo contacto visual con la prensa, expresando confianza y mayor seguridad en lo que dice.

Gira la cabeza y sus ojos ligeramente de desplazan hacia su lado derecho de manera horizontal creando sonidos y palabras, reflejando que ya no está escuchando con atención.

Pero vuelve a insistir. Baja la mirada, frunce el ceño y nuevamente mantiene un diálogo interno consigo mismo reforzando su mensaje de depresión y consternación.

La decisión de David Villa es muy valiente pero es evidente que ha caído como balde de agua fría para sus compañeros del Barcelona previo a una final de Copa de Rey. Veamos si esto mermó en su rendimiento contra el Athletic de Bilbao.

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

Análisis Imagen deportiva Bayern Munich vs. Chelsea (19 mayo 2012)

Punto final a la temporada de la Champions league (2011-2012) y con ella el factor sorpresa vino a demostrar una vez más que en el fútbol nada está definido y que muchas veces no siempre gana el que mejor juega.

Bayern Munich vs Chelsea representó una de las finales más inesperadas y contra todo pronóstico de Champions league. Dos justos ganadores que hicieron todos los méritos y esfuerzos para que a su imagen deportiva le rodeara un halo de misterio e impredecibilidad en esta temporada.

80 minutos y el partido no parecía cambiar su realidad. Aburrido, pocas llegadas, oportunidades desperdiciadas, hasta que la justicia premió al Bayern Münich que mejor estaba jugando, pero cinco minutos más tarde el Chelsea nos demostró que no entregaría tan fácil su derrota, y mucho menos el campeonato que hoy consiguieron de manera heroica.

Impresionante manejo de emociones y control de ansiedad y nervios del conjunto inglés, mientras que el alemán se cansó de fallar sus oportunidades y ni siquiera la experiencia le salvó.

Analicemos la imagen deportiva de los principales protagonistas del partido de hoy y su significado:

El árbitro marca su “espacio personal” ante la furia desbordada de Ribéry. Malouda hace señal de calma. Pésima concentración del jugador del Bayern, importante para esta final.

Verguenza, tristeza, impotencia es lo que comunica Bastian Schweinsteiger. Faltaba menos después de aportar poco en este partido y fallar en la tanda de penales.

Robben proyectando incredulidad. Parecía que ya había visto esta película y no podía creer en la “pesadilla” de fallar un penal vital para su equipo.

La imagen de derrota del Bayern Münich. Casi todos los jugadores cubriéndose el rostro en señal de verguenza y lástima.

Frank Lampard proyectando desagrado por la boca torcida y la mirada. Por su mente pasaba una imagen desastrosa, quizá imaginando al Chelsea perder la gran final.

Di Matteo manteniendo un diálogo interno pero con expectativa de victoria. Contagiando a sus jugadores con su imagen tranquila. Importantísimo factor.

Alegría desbordada de Drogba que lo llevó hasta las lágrimas después de anotar el gol del campeonato. En ese momento el cansancio pasaba a un segundo plano.

Roman Abramovich y su imagen protagónica. Festeja el título con su equipo como si él hubiera metido el gol del triunfo.

Gran gesto de imagen deportiva de Drogba. Ofreciendo el título a los aficionados y compartiendo con ellos su inmensa alegría.

El contraste entre la imagen deportiva del Chelsea contra la del Bayern Münich es claro. Los de Londres tuvieron mejor concentración y manejo de emociones en el partido, mientras que los de la región bávara apelaron a su experiencia pero perdieron seguridad y confianza en los momentos clave, lo cual influyó en la conducta de sus jugadores.

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Las apariencias no siempre engañan

Vaya que en el fútbol existen apariencias que puede engañarnos pero el tiempo como, un gran sabio que es, se encargará de mentir o desmentir.

Sabiendo que la lista de futbolistas con dosis de locura es extensa y podría cansarles, el día de hoy voy a limitarme a un hombre que hace unos días perdió la final de la Europa League: Marcelo Bielsa.

El “Loco” es un hombre que solamente con observarlo lo asociamos a un demente. Su imagen así lo proyecta. Mirada perdida, risa maquiavélica, caminar ansiosa y rápidamente en la zona técnica de un lado a otro y sentarse en cunclillas analizando fijamente un partido, son algunos rasgos de su “locura”.

Su forma de vestir es casual y relajada. Pants, peinado natural, armazones que le dan un toque intelectual, tenis. Una imagen deportiva accesible, natural y sencilla.

Pero más allá de eso hay un hombre analítico, estudioso y con una capacidad para leer partidos impresionante. No siempre logra triunfar pero resulta sorprendente como a sus equipos les imprime una personalidad y un estilo de juego que agrada.

Como aficionados, muchas veces no logramos dimensionar todo el juego de emociones que experimenta un entrenador antes, durante y después de un partido.

Hace unos años, Bielsa confesó a un periodista algo de sus emociones: “¿Usted sabe que yo me “muero” después de cada derrota? La semana siguiente es un infierno. No puedo jugar con mi hija, no puedo salir a comer con mis amigos. Es como si no mereciera esas alegrías cotidianas”.

Vaya declaración. Hasta en eso hay que ser impecable y el “Loco” lo dice tan sencillo que quizá si más de uno quisiéramos copiarle, no nos saldría igual. Admirable.

Marcelo, como jugador fue un defensa central muy malo, pero tenia pasión por el fútbol, y en contraparte no tenía la vocación de dedicarse al Derecho como lo hicieron con éxito su abuelo, su padre y dos de sus hermanos.

De ahí fue que a los 30 años descubrió su talento para ser director técnico, y así iniciar con su trayectoria por varios equipos y selecciones como Newell´s Old Boys, Atlas, América, Vélez Sarsfield, Espanyol de Barcelona, la selección argentina, chilena y actualmente el Athletic Club de Bilbao.

Recientemente el “Loco” perdió una final pero lo interesante y digno de destacar es lo que busca a largo plazo con sus equipos. “Soy uno de los pocos entrenadores del mundo que prepara siempre a sus equipos para ganar”

Veremos si el tiempo le permite demostrar que sus conceptos, ideas, y forma de ver el fútbol, lo recompensan como un técnico que siempre se prepara para protagonizar partidos, ya que nunca le gusta tener un equipo que se dedique a esperar.

, , , , , , ,

Deja un comentario

Peléate con la prensa

No, ese no es el camino, aunque parece que cada vez se pone más de moda una “tendencia” que está mal percibida porque “genera” noticia.

A veces resulta decepcionante contrastar el nivel deportivo de un atleta con el nivel de exposición que tiene frente a medios de comunicación.

Justo ahí es donde tiene la gran oportunidad de transmitir su personalidad e imagen como si estuviera frente a un espejo, el cual es visto por muchos, y donde se espera que proyecte también su calidad.

Las razones aparentes pueden ser miedo, falta de preparación, subestimación o desinterés, las cuales pueden resultar graves al momento de querer trascender la reputación deportiva.

Escenas lamentables frente a medios de comunicación encontramos a diario. Lo preocupante es cuando no se ven ni tantitas ganas por mejorar en un área que complementa su imagen deportiva.

Hace unos años, cuando Nery Castillo gozaba de gran éxito con la selección mexicana, protagonizó uno de los hechos más decepcionantes en una rueda de prensa, peleándose con los reporteros y mostrando una actitud soberbia.

Parecería que el hecho quedaría como una anécdota más pero así no fue. En otras entrevistas siguió exhibiendo el mismo discurso de menospreciar el futbol mexicano y a la prensa, manteniendo su comportamiento altanero y prepotente.

Resulta increíble que un jugador con las capacidades técnicas, cualidades y talento como Nery Castillo se haya expresado así varias veces, y nunca se haya visto un cambio de actitud o un interés por cuidar más su imagen deportiva.

Hoy en día la carrera de Nery Castillo ha venido de más a menos. Sus grandes años en Olympiakos de Grecia o aquellas grandes actuaciones en la Copa América de 2007, ya no son suficientes para convocarlo a la selección mexicana.

Un hecho parecido le sucedió a Samuel Eto´o, donde en plena rueda de prensa después de un partido con la selección de Camerún, discutió con un reportero diciendo que personas como él no deberían dedicarse a eso y que, además, va a hablar con su jefe para pedirle que renuncie.

Un desgaste innecesario. El deportista debe entender que la interacción con los medios es la oportunidad de entregarles su mejor historia, y en ese intercambio de información debe construir su credibilidad y reputación.

El deportista tiene que cambiar su mentalidad y capacitarse con herramientas de exposición pública, especialmente frente a medios de comunicación, sino el tiempo se encargará de que sus carreras deportivas hayan sido poco productivas e intrascendentes.

, , , , , , ,

Deja un comentario