La imagen “manchada” del atletismo

¿Quién se acuerda de Marion Jones? Aquella velocista estadounidense que “maravilló” al mundo en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 al ganar tres medallas de oro y dos de bronce.

En esos momentos la imagen de Marion Jones se convertía en todo un símbolo para el atletismo mundial, y comenzaba a ser un parteaguas en un deporte dominado por los hombres.

La esperanza se asomaba como el ingrediente especial en las pistas. Miles de niñas en todo el mundo comenzaban a enfocar su atención y a querer emular a Jones.

Pero la bomba estalló y no pudo más. Siete años después confesó ante un tribunal, haber consumido sustancias no permitidas durante la competición celebrada en la ciudad australiana, lo cual le costó una sanción y le retiraron sus cinco medallas olímpicas.

Al salir del tribunal, y al dar declaraciones destacan elementos sumamente interesantes en su mensaje:

“Como pueden imaginar estoy extremadamente desilusionada con todo esto; pero así como di la cara en los años de victoria ahora lo que hago por lo que es correcto”. “Respeto la decisión del juez y espero que la gente aprenda de mis errores”

Incluso su lenguaje corporal fue un gran aliado. Decir entre lágrimas que se arrepentía y pedía perdón le dio más fuerza a su mensaje.

Palabras y gestos breves pero sumamente efectivos, donde se aprecia una buena preparación y un manejo óptimo de crisis, sin embargo, el atletismo quedó embarrado y en una muy mala posición.

El mensaje detrás de todo es fatal ya que muchos atletas que han trabajado duro, con dedicación, empeño y ganas de trascender, con casos como el de Jones, se han visto muy desilusionados.

Peor aún para quienes compitieron con Marion Jones y tuvieron que quedar en un segundo plano y siete años después se les adjudican las medallas que les corresponden por mentiras de la ex velocista y errores en controles antidopaje.

Mentira, fraude y trampa han salpicado al atletismo y actualmente su imagen está manchada. Poco se ha hecho para mejorar la percepción y transparencia de este deporte y ya no es tan creíble como antes.

En competencias previas a London 2012, el atletismo se ha visto que ha perdido interés, ojalá que durante esta competencia recupere la credibilidad y los velocistas no caigan en la trampa y la mentira, para volver a inspirar a muchas generaciones más.

Anuncios

, , , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: