La imagen de la selección mexicana para el 2014

Imagen 

Después de un 2013 desastroso en cuanto a resultados para el selección mexicana, el clima que impera en este nuevo año y con justa razón es la incertidumbre.

Cuando el equipo tricolor gana la victoria se convierte en un triunfo moral y pone contento hasta el más triste, pero cuando pierde nos convertimos en seres crueles y despiadados, en otras palabras, cambiamos nuestra percepción en función de los resultados… o ¿será que somos convenencieros?

No siempre se puede estar bien ni tampoco siempre estar mal. La selección mexicana siempre se ha levantado de malas rachas, ha demostrado importantes avances y nos ha dejado a varios con la boca bien cerrada.

Para no ir muy lejos basta con recordar el lamentable año que se tuvo en el 2011 en función de resultados y escándalos que rodearon al equipo azteca. Una depresión que parecía incurable vino a mostrar una mejoría casi increíble en el 2012 al conquistar la medalla de oro en Londres. Un pronóstico que pocos veíamos factible.

El panorama para el mundial quizá no sea el más favorecedor pero en la actualidad cualquier equipo puede ganarle a cualquiera o hasta quizá sacarle el empate cuando varios están seguros de que perderán.

El 2013 fue un año de aprendizajes e importantes enseñanzas para los integrantes de la selección mexicana. Se dieron cuenta que la soberbia, el poco espíritu de trabajo en equipo, la actitud conformista y la escasa hambre de triunfo no juegan en la cancha.

Por eso, la imagen de la selección mexicana para el 2014 tiene que proyectar alegría, seguridad, respeto, sin exagerar, por el rival sin importar su nombre o trayectoria, confianza, ganas de trascender y hacer historia más allá de jugar un quinto partido.

Las categorías menores han puesto el ejemplo y han demostrado que el futbol mexicano tiene carácter, ya no le impresiona jugar con las grandes potencias, y que todo es posible cuando realmente hay un compromiso de todo el equipo. Las ilusiones y sueños salen sobrando cuando no se ponen en práctica.

Por eso siempre cabe la esperanza y, sin intentar ser adivino, me atrevo a decir que este 2014 será un gran año para la selección mexicana. Un año que levantará nuestro alicaído ánimo y fortalecerá nuestro espíritu y fe.

Anuncios

, , , , , , , , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: