Archivos para 27 febrero 2014

El hombre con la máscara de la derrota

Imagen

Es escocés y navega el barco del Manchester United. Un Community shield y tres títulos como entrenador del año respaldan su trayectoria profesional como entrenador. El sucesor elegido de Ferguson a quien el traje le quedó grande, muy grande.

David Moyes. Un entrenador al que parece no importarle si se está en crisis o no. Si el incendio está cerca o lejos. Si hay salvavidas o no. Su rostro de espanto nos da respuestas acerca de su imagen deportiva.

Este gesto de miedo ya es clásico verlo los fines de semana en la banca de los “Red Devils” y se ha integrado a su cuerpo como una máscara que cada vez lo relaciona más a un hombre derrotado.

Su liderazgo ha mostrado signos de inseguridad y esta actitud ha permeado en el carácter de sus jugadores. La apatía se ha apoderado del estilo de juego del equipo campeón y leyenda del futbol inglés para convertirse en un club que viaja en la mediocridad.

Otro síntoma de esto es que Rooney, Van Persie, De Gea, Ferdinand, Carrick, Valencia lucen apagados, como si les hubieran chupado la energía o desprogramado por completo.

Es cierto que la fortuna acompaña tanto a jugadores como entrenadores hasta cuando menos se lo esperan, pero también es cierto que aunque se tengan las ganas y conocimientos de dirigir a un equipo de los considerados “grandes”, el estilo y la imagen deportiva influyen mucho en sus resultados.

Los clubes tienen que definir perfiles cuidadosos sobre sus entrenadores en los que no sólo sea importante la manera de dirigir o la experiencia. La empatía y la química con los jugadores son dos ingredientes necesarios que no se pueden hacer a un lado solamente por experimentar.

El Manchester United se está hundiendo, necesita ser reconfigurado. Su hombre principal necesita cambiar la máscara de la derrota y todo lo que rodea a ella por un rostro que de mayores muestras de recuperación y esperanza.

No sé si le pueda ir peor a David Moyes. Tampoco sé si de repente la fortuna habite permanentemente otra vez Old Trafford. Lo que si todos sabemos es que este Manchester United no se acerca ni al 10% de la imagen exitosa que tuvo años atrás.

Anuncios

, , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Los mensajes en la vestimenta del Barça

Un club preocupado por su imagen y reputación deportiva cuida todos los detalles, hasta el más mínimo por insignificante que parezca.

La vestimenta de los jugadores de un club comunica todo acerca de él, su identidad, valores, historia y reputación. Ponerse de acuerdo en el mensaje que hay que proyectar va mucho más allá de ser rígido e imponer reglas que, quizá, a no todos guste y/o compartan.

Pero en el futbol siempre hay excepciones. Y pocos clubes, como el Barcelona, en este caso, son los que se atreven a marcar esa excepción al homologar la imagen de sus individuos con la de la institución y definir su protocolo de vestimenta, sus “reglas de juego” en el terreno de la apariencia personal.

El traje formal del Barça transmite accesibilidad y cercanía tanto en su combinación de colores como en la respuesta psicológica que nos provoca, además luce elegante y le da más seriedad a la situación.

La combinación casual nos deja ver a un Barça mucho más relajado en su estilo y cómodo en su accionar. No es un estilo rígido impuesto en lo absoluto ya que, como vemos, los jugadores pueden hacer uso de otros accesorios que no sean los de esta combinación pero sin hacer modificaciones tan extremas.

El conjunto más deportivo de todos, los pants, obviamente, nos revelan que los jugadores acaban de entrenar y se trasladarán a otro lugar a hacer lo mismo de manera inmediata, sin embargo, muestran respeto también por el buen uso de esta prenda.

Es así como estos tres conjuntos cuidan la imagen deportiva y el prestigio de una institución que logra la admiración de sus aficionados y algunos no aficionados, que siempre está en nuestras mentes y de la cual siempre se habla.

Tus acciones, más que tus palabras, demuestran tu grandeza traducida en trajes, camisas de algodón o de mezclilla, corbatas, sacos sport, jeans, zapatos de agujeta, mocasines, entre otros.

Por eso el cuidado de los detalles, definir y respetar tu imagen te catapulta a otro nivel. No solamente es asunto de caprichos o seguir modas sin sentido, todo tiene un mensaje que comunicar.

, , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

¿Por qué contar con un consultor en imagen deportiva en el Mundial de Brasil 2014?

Imagen

El futbol ya no es lo que era. Tanto deportiva como comercialmente, el deporte más popular del mundo ha modificado su forma pero a nivel comentaristas y analistas sigue siendo el mismo.

La apuesta por lo nuevo y diferente es un tema que está en la agenda de las grandes cadenas televisivas, sin embargo no lo hacen, o esa es la impresión que dan. Apostar por lo que podría funcionar y no sólo lo que ha funcionado tiene que ser el camino que marque sus transmisiones de ahora en adelante.

La imagen deportiva, así como otros temas relacionados a ella, han cobrado cada vez más fuerza e importancia para la industria del futbol, pero aún son temas que algunos medios de comunicación no han explorado.

Además de tener comentaristas, analistas y reporteros de cancha, el futbol necesita ser evaluado desde otras perspectivas. La presencia de un consultor en imagen deportiva antes, durante y después de un partido, ayudará a entender al espectador que el fútbol no solamente es analizar formaciones técnicas y movimientos, gritar gol y hablar sobre los cambios de jugadores durante el partido.

Un consultor en imagen deportiva es un experto que aporta elementos sobre la percepción de uno o más individuos y/o clubes, sus gestos y lenguaje corporal en conferencias de prensa, entrevistas y partidos, sus comportamientos, apariencia personal, así como también sus omisiones.

Por lo tanto, su presencia en un mundial es una pieza clave. Ya que mientras hay ojos concentrados en lo que acontece antes, durante o después de un partido, habrán también ojos focalizados en todo lo que no se ve comúnmente en una transmisión.

Imaginen que, por ejemplo, durante un partido un consultor en imagen deportiva esté analizando los gestos de un entrenador y lo que les transmite a sus jugadores a través de una cámara que lo esté monitoreando, así como su estilo de liderazgo, signos de molestia, fatiga o si está miedoso o deprimido.

De esa manera, contar con un consultor experto en imagen deportiva haría que los contenidos y las transmisiones adquieran un carácter más interesante y novedoso, ofreciendo herramientas que le ayuden al espectador a sentirse pertenecido a un medio de comunicación, además de que aprenda algo nuevo y obtenga más conclusiones.

El reto está ahí. Los medios de comunicación tienen que abrirse, ampliar su espectro de posibilidades y enfocarse en innovar, aquí esta mi propuesta. Hacer siempre lo mismo cansa, aburre y hace que el espectador opte por ver mejor un partido… pero sin volumen.

, , , , , , ,

Deja un comentario

El comportamiento del Piojo, peligroso para el Tri

Imagen

Ya lo hablábamos en la semana, el comportamiento irracional de los jugadores es una seria amenaza que los puede dejar fuera del próximo mundial o expulsarlos de sus equipos durante esta cita deportiva.

Casos como el del defensa croata Simunic, quien se quedó fuera del Mundial por un gesto fascista, o los de Nicolás Anelka quien fue expulsado durante el Mundial de Sudáfrica por insultar a su técnico, o Stefan Effenberg o Faustino Asprilla que también fueron echados por reclamos e insultos a sus técnicos durante la Copa del Mundo de Estados Unidos, demuestran lo peligroso que puede llegar a ser actuar impulsivamente.

Lo mismo sucede con el comportamiento de los entrenadores pero en peor medida, ya que con éstos dañan más la imagen de un equipo y, por supuesto, la de un país, logrando un efecto bumerang que puede llegar a dejar heridas profundas.

La imagen de un líder influye en el comportamiento de sus jugadores, siempre acaba contagiando de su mismo espíritu a su equipo; las actitudes y conductas se multiplican y se reproducen en los jugadores llevándolas a diferentes escenarios como la portería, la defensa, la media cancha o la delantera.

Miguel Herrera se ha empeñado en comunicar una imagen espontánea, con múltiples cambios en su personalidad, ya que por momentos lo vemos caminando sigilosamente en la banca y en segundos lo vemos festejando eufórico un gol. De repente dialoga de manera tranquila con el árbitro y luego le hace un corte de manga, y en momentos se percibe amigo de la prensa y posteriormente se transforma en un crítico que cuestiona su labor.

El “Piojo” tiene tantas fortalezas como áreas de oportunidad, es necesario estar consciente de los riesgos que pueden llegar a tener las actitudes buenas que lucen como malas y las malas que aparentan ser buenas, en otras palabras, dejar de actuar más con el corazón y menos con la cabeza.

La imagen del entrenador de la selección mexicana no puede tener altibajos, debe ser de alto nivel. Es que el demuestra fuerza cuando hay debilidad, es el que refleja valentía cuando hay miedo, es el que demuestra esperanza cuando hay desconfianza y también clase cuando no ésta no existe.

Lo mejor siempre es hacer una lista de la imagen que tiene un entrenador versus la imagen que debe tener. Más allá de lo romántico que pueda resultar esto, es pensar por anticipado en posibles riesgos y amenazas que atenten contra la armonía y reputación de un equipo.

Miguel Herrera busca completar dos próximos ciclos mundialistas como técnico tricolor, pero si sus comportamientos son los mismos ni siquiera los buenos resultados podrán salvarlo.

, , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Mi experiencia en el Coca-cola Trophy Tour

Imagen

Imagen es percepción y percepción es realidad. No hay duda que Coca-Cola pocas veces falla en eso, y más cuando de eventos masivos –y sobretodo de futbol- se trata.

El domingo pasado acudí como un aficionado más a conocer la Copa del mundo (sería mi primera vez, todas las anteriores las había visto por televisión), así es que mi ilusión era como la de un niño que espera con ansias la llegada de Santa Claus.

Debo confesarles que sinceramente pensé que este evento era una kermesse llena de gios, edecanes, juegos de destreza, batucadas, comida y Coca-Cola por todos lados, pero no fue así.

Como consultor en imagen deportiva, me pareció un evento tremendo, bien organizado, una idea bien desarrollada en el que el pretexto es conocer la Copa del Mundo. Las formas del Trophy Tour en su mayoría bien cuidadas pero varios detalles se les escaparon y no me gustaron, no son conguentes: eso tiene que ver con la gente que estaba trabajando ahí, qué raro si Coca-Cola siempre nos vende en sus comerciales “kilos” de felicidad.

Justamente al llegar a la última sala para conocer la Copa del Mundo, percibí un ambiente tenso y a las personas del staff con semblante serio y actitudes soberbias que me recordaron a las autoridades de migración estadounidense.

Al llegar a donde está la Copa para tomarte la foto y ver que los organizadores ya tienen una cámara montada para que te tomen la foto, me hizo pensar que nos cobrarían por ello. Mi respuesta natural, al no ver algún letrero que prohibiera el uso de cámaras fotográficas, fue sacar mi teléfono y tomar fotos.

Pareciera que por haberlo hecho, hubiese insultado a Coca-Cola y al mundo entero. Recibí una lluvia de reclamos por parte de la gente que toma las fotos y los que te dan el paso para tomarte la foto. Estoy de acuerdo que quizá pequé de inocente pero también hay modos (y letreros) para avisar que no se le pueden tomar fotos al trofeo.

Esas actitudes me molestaron y arruinaron mi experiencia, aunque al final me hayan dado una Coca-Cola para pasar el coraje y no alguna disculpa.

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario

El comportamiento de un futbolista puede dejarlo fuera del Mundial

Imagen

Un jugador que esté en buen ritmo, demuestre nivel y tenga la disposición de jugar un próximo mundial de futbol parecen ser los requisitos necesarios para integrar una selección.

En vísperas de la próxima Copa del Mundo, un elemento que también pesa de manera importante en esta elección y que impacta en la percepción y en el éxito de un equipo, es el comportamiento de sus jugadores.

El conflicto reciente entre Álvaro Arbeloa y Diego Costa de la selección española en pleno partido de Copa del Rey (pisotón), ha puesto a Vicente del Bosque a dudar de la posible no convocatoria de ambos jugadores, ya que su comportamiento más que ser un valor agregado representa una amenaza para la armonía de su equipo.

Otro caso reciente de comportamiento “fuera de lugar” ha sido el del defensor croata Josip Simunic cuyo gesto fascista en pleno partido de repechaje para el mundial, le valió una sanción de diez partidos con lo que se perderá la próxima copa del mundo. Se le hizo fácil.

Históricamente, han sido varios los jugadores que también se han perdido de tan importante cita por su “mal” comportamiento. Un ejemplo de esto es Adriano Leite de la selección brasileña que quedó fuera del mundial de Sudáfrica por su comportamiento fiestero y reiteradas indisciplinas, a pesar de ser un jugador con talento, habilidades y clase admirables.

Cuauhtémoc Blanco también fue verdugo de su comportamiento y quedó excluido de jugar el mundial de Alemania 2006 por decisión del técnico de aquel equipo, Ricardo Lavolpe, ya que en un partido de liga un festejo burlón de Blanco fue motivo suficiente para que el técnico argentino no lo convocara.

En plena copa del mundo cuatro jugadores fueron dados de baja por su comportamiento. Nicolás Anelka por insultos a su técnico en el descanso del segundo partido que jugaba su selección frente a México, Zlatko Zahovic por discutir e insultar a su técnico durante el mundial de Corea-Japón, Faustino Asprilla por reclamar su sustitución y discutir con su entrenador, así como Steffan Effenberg por hacer una seña obscena y “pelearse” con su entrenador en Estados Unidos 94.

El comportamiento de los tres primeros jugadores impactó de tal manera en los resultados de su selección que ninguna de ellas se clasificó a la siguiente ronda, mientras que Effenberg fue una baja sensible para su selección.

A la luz de estos hechos queda claro que más errores no se pueden cometer. Es tiempo para que los directivos y entrenadores presten más atención al comportamiento, carácter y actitud de sus jugadores para no dañar la imagen y esperanzas de un país.

, , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Crisis verde

Imagen

El León no es como lo pintan o sí lo es, yo ya no entiendo. Y es que el torneo pasado cubrió de gloria color verde el campeonato, un trofeo que olía más al América y a bicampeonato.

Al inicio del torneo todo parecía indicar que el conjunto de los “panzas verdes” se mantendría fiel a su imagen sorpresiva e impredecible y con el sabor con el que nos acostumbró hace unos meses al coronarse en el Estadio Azteca.

El equipo guanajuatense está pasando por una crisis, pasan las jornadas y su estado de descomposición es cada vez peor. Ahora se ve un equipo que perdió agresividad, explosividad, liderazgo, creatividad y versatilidad. Se percibe a un equipo lento, cansado, sin brújula y que no parece ser el campeón.

El Gullit, el Chapo, el Gallito, Rafa Márquez, Gustavo Matosas y compañía han dejado de rugir y su condición de protagonistas corre peligro. La constancia y la disciplina que distingue a los héroes de diciembre pasado se encuentra lejos del Camp Nou.

El Léon es una víctima más de la “campeonitis” que azota a los máximos ganadores del torneo en México. Pocos equipos han podido evitar esa “epidemia” y mantener a sus seguidores con el mismo sabor de boca. Cosa complicada más no imposible.

¿Qué hacer para cambiar esta imagen?

Desde el punto de vista de la imagen la misión para el actual campeón del futbol mexicano radica en volver al origen, o en otras palabras, reencontrar la mística, los argumentos y la esencia que los impulsaron como combustible transformado en motivación.

Cuando existe campeonitis en un equipo, muchas veces esto obedece a un estado de relajación, confort y exceso de confianza que silenciosamente va penetrando en las mentes de los jugadores, cuerpo técnico y directiva.

Replantearse metas o plantearse nuevas puede funcionar como una estrategia que rete más y levante el ánimo, y cuando el compromiso se valida día con día entonces hay mejores resultados en términos imagológicos.

Lo peor que le puede pasar a un equipo es acostumbrar a sus aficionados a una imagen de triunfo, logros y que la actitud de sus integrantes quede muy lejos de ello.

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario