Archivos para 23 septiembre 2016

Cómo ser un buen aficionado y no morir en el intento

japoneslimpiandoestadio

Hay de aficionados a aficionados. Hay de apasionamientos a apasionamientos. Hay manera de divertirse a formas de echar desmadre. En todas ellas, quien es más consciente y respetuoso, es quien más disfruta un partido.

Ser un buen aficionado no es ser ñoño, es saberse divertir sin afectar a terceros. En países como Japón, por ejemplo, destacan los aficionados de otros en el mundo por su alto sentido de limpieza al terminar un partido y llevarse su basura.

Las siguientes reglas y recomendaciones de esta cápsula, te ayudará a ser un buen aficionado además de hacer menos corajes cuando te quiten el cinturón en el estadio y hasta evitar que te den un baño de cerveza:

Anuncios

Deja un comentario

Piensa hoy en la imagen con la que vivirás mañana

martin-palermo

Revisando una lista de conferencistas del ámbito deportivo que me llegó a mi mail hace unos días, observé que la mayoría de ellos cobran en función a la imagen que cuidaron y construyeron cuando estaban activos.

Sorprendentemente, varios jugadores y entrenadores con mayor talento cobran menos que aquellos que se enfocaron en potenciar mejor uno de los activos más importante de su carrera: su reputación.

Tener logros deportivos durante tu carrera profesional no necesariamente es por tus éxitos deportivos, éstos caducan de manera casi imperceptible cuando le restas importancia a tu imagen.

Si quieres hacer que ésta sea trascendente, incluso cuando te has retirado, tienes que trabajar para que sea más dinámica ya que lo estático, lo que se mantiene inmóvil, lo que no da para hablar más, aburre con el paso del tiempo y fácilmente se olvida.

Si piensas vivir el día de mañana de dar conferencias empresariales, a jóvenes o como representante de marcas, tu imagen tiene que hablar por ti, tiene que ser congruente con tu manera de comportarte y pensar, justo como eres ahora. Imagina que un jugador que se creó fama por ser fiestero, el día de mañana esté hablando de disciplina, o aquel con temperamento explosivo y violento, hable de paz. El fondo y forma tienen que estar en armonía.

¿Cómo, entonces, puedo crear una imagen que me “venda” mejor mañana?

  1. Define tu objetivo

Visualiza dónde quieres estar mañana. ¿Cuánto quieres cobrar por una conferencia?, ¿De qué temas hablarías?, ¿Qué resaltarías más y te enorgullecería compartir?

  1. No sólo palabras

Las palabras motivan pero el ejemplo arrastra. Imagina a cuántos les gustaría llegar a ser como tú. Ser héroe es una gran responsabilidad. ¿Qué tan atractiva es tu personalidad?, ¿Tu imagen va acorde con lo que dices y tu forma de pensar y vivir?

  1. Liderazgo y personalidad

Un líder resuelve problemas, no sólo huye de ellos o se esconde y dice “no pasa nada”. ¿Qué estás construyendo hoy con tu liderazgo para que el día de mañana se note tu ausencia?

  1. Buenas acciones

Ver por la sociedad te hace ver un jugador o un entrenador con un gran corazón. ¿Qué buenas acciones hiciste por los demás?, ¿Qué tan cortés fuiste con los otros?, ¿Cómo agradeces a la vida lo que te ha dado?, ¿Cuánto tiempo social dedicas de tu tiempo?

Deja un comentario