Eric Olavarrieta

Consultor en imagen deportiva

Página web: http://identidaddeportiva.com.mx

¿Cómo descifrar el lenguaje corporal de los demás?

descifrandolenguajecorporal

Son de esos días en donde no entiendes qué es exactamente lo que está pasando. No logras comprender la actitud de tu jefe y paso que das paso que sientes que la estás regando. Te sientes terrible.

Sabes que algo no está funcionando y es cuando requieres que un tercero te explique qué puede estar sucediendo para que la losa “emocional” no siga pesando sobre tus espaldas.

Muchas de las actitudes o comportamientos que tenemos en nuestra comunicación diaria se reflejan a través del lenguaje corporal. Desde un saludo tímido, una sonrisa trabada, una postura que comunican a otros que te sientes deprimido, las prendas que elegiste ese día, la forma en cómo caminas, si tu rostro expresa seguridad y confianza o todo lo contrario, y muchas otras más que en próximos artículos explicaremos.

Para descifrar el lenguaje corporal de otros es necesario, primeramente, entender el nuestro. Y para hacerlo uno de los mejores métodos es hacerlo frente a un espejo. Tal vez esto suene un poco absurdo pero ayuda.

Aunque el tema es amplio y debo confesarles que no hay señales no verbales que aisladamente signifiquen específicamente algo. Las señales del cuerpo siempre van acompañadas por dos o tres señales más que en suma dicen algo de su lenguaje no verbal.

Las señales más comunes para descifrar el lenguaje corporal de otros son:

  1. Si no te mira de frente, tapa su boca con la mano y mira al piso es que está mintiendo.
    2. No muestra sus manos y no sonríe es que está nervioso o está ocultando algo.
    3. Camina con la mirada clavada en el piso y meneando su cabeza de un lado a otro significa que está deprimido.
    4. Muerde sus labios y enchueca la boca es señal de arrepentimiento.
    5. Tamborilea sus dedos en la mesa y se mueve hacia adelante o hacia atrás es que está ansioso.

Éstas son sólo algunas señales no verbales comúnmente vistas a diario y que comunican la personalidad, estado de ánimo y sentimientos de una persona a otros y con los que proyecta una imagen de su persona, la cual puede ser positiva o negativa.

Si, entonces, el 93% de nuestra comunicación es no verbal y el 7% son palabras, ¿Porque no capacitarse más en este tema para así saber qué es lo que nuestro cuerpo intencional o no intencionalmente está expresando a los demás?

 

Anuncios

, , , , , , , , ,

Deja un comentario

¡Tú decides!

 El éxito no es sexy. Representa esfuerzo, sacrificio, constancia y disciplina día a día. No es fácil alcanzarlo mucho menos para mentes llenas de pretextos que se concentran más en los problemas que en las oportunidades. Todo es una elección, nada es por qué sí.

Tú decides seguir trabajando con tu jefe aunque no te guste…

Tú decides estar otro año más en el tráfico rumbo a la oficina y rumbo a casa…

Tú decides quejarte del salario mínimo y seguir buscando empleo…

Tú decides dudar de aquel negocio que te presentó un ser querido el cual ayudaría a mejorar tu situación actual…

Tú decides pensar que siempre te va a ir mal…

Tú decides mejor no arriesgar y seguir haciendo lo mismo y obtener lo mismo…

Tú decides seguir dudando de tus capacidades y decir que no eres bueno para eso…

Tú decides creyendo que no puedes ser tan feliz como otros….

Tú decides posponer más oportunidades…

Tú decides seguir pensando de la misma forma…

Tú decides seguir teniendo la vida que tienes y no la que te gustaría tener…

 

El secreto del éxito está entre tus dos orejas. Crear es creer y creer es crear.

 

 

 

Deja un comentario

Si tienes menos de 30 años, tienes que leer esto

jovenes

Terminar tu carrera universitaria es una de las más grandes satisfacciones de la vida ¿A poco no? Disfrutar de este logro es comparable a comprarse tu auto por primera vez.

Ser adulto es genial y a todos nos gusta porque disfrutamos de ganar dinero y tener más independencia aunque muchas veces sacrifiquemos más uno que otro porque así nos “educaron”.

Si tienes menos de 30 años tienes que saber que los tiempos han cambiado. Si piensas como piensan tus papás y maestros con relación al dinero y a las decisiones de la vida, te quedarás atrapado en el pasado.

Tienes que estar consciente que las decisiones que tomes hoy repercutirán en tu futuro y cuando quieras reaccionar ya no habrá marcha atrás. La pensión que tuvieron tus papás y tíos no existirá más para ti, así es que si crees que el día de mañana vivirás de tu sueldo, estarás condenado a sobrevivir.

Date cuenta que estás a buena edad de apostar todo tu futuro en alcanzar la libertad financiera cuanto antes, pon el plazo que tú quieras, tal vez los próximos 5 años, sin embargo, evidentemente un empleo y un buen salario no te lo van a dar.

Si quieres obtener resultados distintos para alcanzar el nivel de vida que quieres, tienes que dejar de hacer lo que el 90% de la gente promedio hace, por ejemplo, viajes de placer, mantenerse en la zona de confort, ir a fiestas, ver televisión, dormir 8 horas o más, estar todo el día en redes sociales, etc.

Recientemente escuché a una persona decir que su empleo le encantaba pero que el desgaste de horas laboradas, tráfico, clima, problemas en su trabajo, le hacían desear tanto el fin de semana que ni siquiera en esos días descansaba, y cuando llegaba el lunes se sentía triste y frustrada de volver a repetir la “rutina”.

El 10% de la gente que aspira a mejorar su calidad de vida y que son exitosos, no son esclavos de la rutina, son gente constante, se capacitan durante todo el año, leen libros, son pacientes y tolerantes con el éxito, se esfuerzan día a día a pesar de no ver un resultado en el corto plazo porque saben que lo van a conseguir.

Este artículo busca ayudarte a cambiar tu forma de pensar, a ir más allá de tus capacidades, potenciar tu actitud y ampliar tu visión para tener un plan “b” en tu vida como son inversiones financieras, ingresos residuales a través de empresas de marketing multinivel, rentas de alquiler de bienes o de propiedad intelectual y patentes, etc.

Pretextos hay muchos, es que no tengo tiempo (siempre hay tiempo), es que no es mi momento (el momento es cuando tienes la fuerza para estar donde no quieres), es que el dinero (si alguno de tus seres queridos tuvieran que operarse de emergencia, ¿no moverías cielo, mar y tierra por conseguir la cantidad de dinero que sea?).

Tu pasado es un fantasma, tu futuro es un sueño pero, por AHORA, lo único que tienes es el HOY.

, , , , ,

Deja un comentario

Si te quedara una semana de vida, ¿Qué harías tú?

vivirintensamente

La vida es un viaje, es una aventura que nos hace entender con el paso de los años, que nuestra presencia en este mundo no es eterna sino temporal.

¿Tienes asegurado que mañana vas a despertar?, ¿Qué vas a volver a ver a tus seres queridos?, ¿Qué tendrás nuevamente la oportunidad de subirte a tu auto, prender la tele, estar con tus hijos, tu pareja, tus padres o tus amigos?

Este artículo no busca ser fatalista o pesimista. Estas líneas pretenden despertar nuestra conciencia y espiritualidad al darnos cuenta que vamos a morir algún día (nadie sabe cuando) y que la muerte es el mejor pretexto para vivir más libres y felices.

Esta mañana le pregunté a un grupo de personas ¿Qué es lo que harías si te quedara una semana de vida?

La mayoría de las respuestas coincidieron en que dejarían su actual trabajo, le dirían a sus seres queridos que los aman, gastarían todo y se enfocarían en ser felices.

Parece que nos han enseñado que, al hacer al hacer nuestras acciones cotidianas, vemos la felicidad como un fin y no como un medio. De esta manera solo estamos aplazando uno de los fines más grandes de nuestra existencia: SER FELICES.

¿Verdad que la muerte es el mejor pretexto para vivir y ser felices?

, , , , , , , ,

Deja un comentario

¿Qué energía quieres atraer?

energía.jpg

 

Científicamente está comprobado que si nuestra energía es negativa, es difícil que atraigamos algo positivo a nuestra vida.

¿Conoces a alguien que por sentirse ansioso haya atraído lo que quizo a su vida?, ¿Conoces a una persona que por haber estado enojado, haya logrado lo que tanto se propuso?

¿Has visto que alguien que se encuentra feliz y relajado, le han llegado las cosas más fáciles? Bingo!

La energía es poderosa y atrae lo que somos, cómo te sientes y hacia donde quieres llegar. No es suerte, no es casualidad ni tampoco genética, es asunto de FE, de confiar, soltar y creer.

Para generar la energía positiva necesaria para que te ocurran cosas extraordinarias, debes tener un deseo ferviente que casi casi te queme el corazón. Éste debe ser lo suficientemente fuerte que sea capaz de soportar cualquier tormenta por más pequeña que sea.

Es importante también confiar en que tenemos el potencial de lograr todo lo que queramos. Ahí estará puesta nuestra fe y dos ingredientes básicos que son la disciplina y la constancia.

¿Imaginas a Albert Einstein, Salvador Dali o Thomas Alva Edison dándose por vencidos porque la vida les ponía obstáculos?

¿Crees que Mark Zuckerberg, Bill Gates o Richard Branson se angustiaron enormemente y se enojaron porque las cosas no les salían como ellos querían?

La fe, la constancia y disciplina aunados a una actitud de no derrotarse son básicos para generar la energía necesaria que atrae el éxito, el cual, en algún momento va a llegar, sin embargo, nos tiene que encontrar trabajando.

Cualquier pensamiento que invada tu mente, percíbelo como si fueran nubes. Si te quedas concentrado en él, vas a ir perdiendo la capacidad de ver más allá. La mente no es tu director del éxito, tampoco tu director de la mente, mucho menos tu director de amor, es sólo un protector al que hay que demostrarle que mandamos nosotros y no ella.

En todo pensamiento hay tres leyes, las cuales podrán ir configurando tu mente para llevarte al siguiente nivel:

  1. Controlar
  2. Remover
  3. Instalar

Si en tu mente instalas ideas positivas, irás creando la energía necesaria para lograr mucho más de lo que, muy probablemente, has logrado hasta ahora.

La energía lo es todo.

 

 

 

 

Deja un comentario

¿Cuántas cosas has dejado de hacer por miedo?

miedo

Sentir o tener miedo es natural, es humano, nos hace sentir vivos y darnos cuenta de que tan frágiles o fuertes podemos ser. En resumen, todo se trata de elegir.

El miedo puede ser una oportunidad o un obstáculo, una bendición, una lección, una motivación para transformarte en algo mejor de lo que fuiste ayer.

Recuerdo que cuando era muy pequeño, le tenía miedo a los payasos. La única manera en que lo superé fue sentándome en primera fila y pensar diferente acerca de ellos.

Más tarde cuando crecí, me daba mucho miedo hablar en público. En una ocasión estando en la secundaria, me hice pasar por afónico con tal de no hablar al frente de mis compañeros y maestra. Me sentí fatal por haber sido cobarde por lo que me propuse que en la siguiente clase lo haría y lo hice pero… imaginando a mi público en calzones y ¿qué creen? Funcionó.

Al terminar mi carrera, juré que jamás me dedicaría a vender (cuidado con los jamás) y al ir creciendo y madurando me di cuenta que todo lo que uno hace es vender (vendemos nuestras ideas, nuestra imagen, experiencia, liderazgo, etc)

Dejando a un lado el lado profesional, gran parte de las cosas que dejé de hacer por miedo, fue acercarme a decirle tan solo un ¡Hola! a la niña que me gustaba en aquel entonces. ¿Sabes cuántas veces me arrepentí de no hacerlo? ¡Muchas!

Pasado el tiempo, en la universidad conocí a quien hoy es mi esposa y me encantó, puedo afirmar que fue amor a primera vista. No podía permitirme dejar pasar otra oportunidad y sabía que tenía que hablarle.

Vencido el miedo, le hablé y más tarde nos hicimos novios, ahora esposos y estamos escribiendo una hermosa historia de amor. Y pensar que todo comenzó como un sueño para mi…

Hasta hoy todas estas lecciones me han transformado en una mejor persona, no soy lo máximo pero me siento una persona más libre, más confiada y seguro de sí mismo al quitar de mi vida los miedos que me impedían, sobretodo, ser feliz.

Y para ti, ¿Qué es más grande, tus sueños o tus miedos?

Deja un comentario

Si quieres más, tienes que ser más

quieresmassermasjimrohn

Todos quieren estar mejor que hace uno año pero no lo consiguen porque no están dispuestos a pagar el precio del éxito, ¿Cuál es el precio del éxito?

Pagar el precio del éxito es estar dispuesto a hacer sacrificios, es estar abierto a cambiar para que las cosas tengan mejor resultado, es renunciar a lo que eres y TRANSFORMARTE en algo mejor.

Es común escuchar que la gente quiere ganar más dinero pero no está dispuesta a capacitarse para saber más. Si vemos esto desde una perspectiva tecnológica, es como querer comprar una computadora pero con un a actualización de hace 2 o más años.

La gente promedio piensa: “Es que la empresa no nos paga cursos, es que no hay cursos que me interesen, es que los cursos son sabatinos, es que duran mucho, es que no tengo tiempo…” ¿Crees que esto es pagar el precio del éxito?

Si quieres resultados diferentes tienes que hacer cosas diferentes. Evita ser parte de la estadística en la que, tanto solo en México, la gente se capacita 20 horas al año.

Hoy vivimos con un mercado laboral saturado, cada vez más personas están buscando mejores oportunidades para desarrollarse pero pocos están dispuestos a SER más para convertirse en personas de más valor.

Personalmente pienso que no hay colaboradores buenos o malos, productivos o flojos, responsables o irresponsables, lo que más observo son personas que se quedan con lo básico (un título de licenciatura o maestría, un idioma, pocas certificaciones, etc).

Esto ya no aportan valor laboralmente hablando, no los hace atractivos pero sí se vuelven exigentes en querer ganar más pero sin ser más ¿Cómo? eso no es justo. Volviendo al ejemplo anterior, ¿estarías dispuesto a comprar una computadora cuya última actualización fue hace 2 o más años?

Sigue el sabio consejo de Jim Rohn, frase con la que empecé este artículo “Si quieres más, tienes que ser más”

, , , , , , , ,

Deja un comentario