Entradas etiquetadas como congruencia

No me digas lo que eres. Te diré lo que comunicas

Lo que un atleta es como deportista tiene que corresponder a lo que es como persona. Es la manera más efectiva de construir una reputación basada en la confianza.

En el mundo del futbol, existe un amplio abanico de personalidades, algunas definidas y otras no. El mensaje que transmiten las primeras es mucho más claro, poderoso y efectivo que el de las segundas.

Un futbolista o entrenador que ha desarrollado una estrategia de imagen deportiva, partiendo de lo más básico de su persona, que es su forma natural de ser, tendrá un camino mucho más sencillo al exponerse públicamente en sociedad y en medios de comunicación.

Lee la nota completa: no-me-digas-lo-que-eres-te-dire-lo-que-comunicas

Anuncios

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Ser congruentes donde sea

En términos de reputación, entendida como la imagen sostenida en el tiempo, una persona debe cuidar los medios en los que está expuesta su imagen.

La tecnología avanza a pasos agigantados y en ocasiones parece que nos supera, nos toma por sorpresa o simplemente se muestra como una necesidad que convertida en moda nos empuja a ser parte de algo.

Esto sucede hoy en día con las Redes sociales, en especial con Facebook y Twitter. Algunos están ahí por moda, otros por a ver que encuentran o que sacan y otros más tienen una estrategia clara de comunicación e imagen.

Lo que es un hecho, sin lugar a dudas, es que Twitter, sobretodo, vino a darle más libertad de expresión a las personas y también más exposición. Ahí uno se vuelve más vulnerable y la credibilidad tiene un peso importante.

Hace unos días hablaba en Twitter sobre el romance en la oficina y más en hombres o mujeres casadas, quienes con base en engaños y/o mentiras, se les hace fácil poner “el cuerno”.

Mi propuesta es exhibir a este tipo de personas por una simple razón. Así como tienen el valor de hacerlo a escondidas que también tengan el valor de hacerlo de frente. No es solamente un asunto de tres, cuatro, ocho o diez personas involucradas. Es un asunto de credibilidad, de congruencia, de responsabilizarse por lo hecho…

Jugar con la credibilidad y la confianza es peligroso. La congruencia no es un asunto de conveniencia, es de reputación.

, , , ,

Deja un comentario