Entradas etiquetadas como ochoa

Es hora de que al jugador mexicano se le valore más en el extranjero

jugadoresmexicanoseuropa2015

Algo está pasando que al jugador mexicano no se le valora tanto en el extranjero. ¿Será falta de posicionamiento o su nivel no está a la altura de las ligas europeas? Voy más por lo primero.

Chicharito Hernández en la banca del Real Madrid; Giovanni y Jonathan Dos Santos, Héctor Moreno, así como Carlos jugando para equipos destinados a terminar en media tabla en la liga española; Memo Ochoa, suplente; Andrés Guardado con temporadas irregulares parece que comienza a repuntar en Holanda; Miguel Layún en la segunda división inglesa; Héctor Herrera brillando en el Porto; Raúl Jiménez en la banca del Atlético; Javier Aquino peleando el descenso con el Rayo; Tecatito Corona con inconsistencia en el Twente; Diego Reyes en la banca del Porto.

El talento del jugador mexicano que juega en el extranjero NO está para la banca, su posicionamiento tiene que centrarse en ser titular de los equipos más importantes de Europa y trabajar para ello. ¿Cómo?

Estrategia de posicionamiento:

a) Resaltar sus diferencias técnicas (el jugador mexicano, en general, es bueno por…)

b) Destacar sus habilidades sociales (adaptación al clima, comida, cambios, control de nervios, manejo de conflictos, renunciado a la comodidad de jugar en México)

c) Formar primeramente su imagen deportiva y no convertirlo con ansias en un producto. Tiempo al tiempo

d) Desarrollar habilidades de comunicación para dominar la técnica de cómo hablar con medios y desenvolverse en entrevistas.

e) Buena relación con medios en los que constantemente aparezca y refuerce sus mensajes de imagen deportiva (cercano, polémico, serio, creativo)

No es necesario ganar un mundial para demostrar que como jugador puedes ser el mejor, se requiere de paciencia, visión y consistencia para ser mejor valorado –y percibido- en el extranjero.

Anuncios

, , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Ochoa vs. Corona: carisma contra seriedad

Imagen

Desde hace un buen tiempo me vienen pidiendo un frente a frente entre la imagen deportiva de Guillermo Ochoa y la de José de Jesús Corona, sin embargo, había que esperar a que llegara un buen momento para escribirlo y compartir con ustedes lo mejor de estos dos extraordinarios guardametas, y hoy es el gran día.

Como lo he hecho en anteriores artículos, mi deseo al escribir esto no es comparar y resaltar quien es mejor, sino analizar, describir y resaltar elementos de la personalidad, de la imagen deportiva de ambos.

Ochoa proyecta una personalidad carismática, amistosa y extrovertida que se ve que encaja fácilmente en la filosofía de cualquier equipo. Su cabello chino y alborotado le dan un toque especial y diferenciador a su imagen, que lo hace todavía más atractivo para el sexo femenino.

Muestra un gran desenvolvimiento y seguridad cuando le entrevistan y a veces da la impresión de decir las palabras exactas sin caer en explicaciones largas y cansadas.

En redes sociales como Twitter se le ve muy activo y se percibe como un jugador que siempre busca la interacción con sus seguidores al hacer preguntas, conocer diversas opiniones, así como compartir fotos de las concentraciones y viajes con su actual equipo, el Ajaccio.

Alejado de escándalos y con carácter para manejar la presión de haber jugado en un un club tan mediático como el América, también destaca su visión –y la de su representante, claro está- de haber aceptado jugar en un equipo recién ascendido en Francia, a pesar de ser blanco de varias críticas y burlas por tal decisión.

Corona refleja una personalidad seria y aparentemente calmada, al grado de no revelar claramente sus emociones. Su apariencia personal es poco dinámica y mantiene el mismo estilo tradicional desde hace varios años. Quizá el cambio más característico es que a veces usa barba.

La ventaja más significativa en la imagen deportiva de Corona es que transmite esfuerzo, trabajo y superación. No es un jugador mediático y parece no importarle si es el elegido para ser entrevistado o no pero cuando lo hace demuestra concentración y síntesis.

Lo que resulta más incongruente de la personalidad de Corona es que, aunque parece tranquilo, ha habido dos hechos donde se ha visto que el carácter lo ha traicionado. El primero de ellos, una pelea en una discoteca donde acabó culpando a su primo –según él su cuasi gemelo- y salió librado, y el segundo, darle un cabezazo al preparador físico del Morelia aunque aquí no la libró y le costó sanciones en su club y el no ser convocado a la Selección Mexicana.

Es así como la técnica, estilo, habilidad y personalidad, que es lo que todos vemos de ellos, se mezclan para posicionarse como titulares de la selección, sin embargo, hay un elemento invisible adicional que ha influido en su reputación: el temperamento.

Esperemos que sus actitudes y comportamientos positivos sigan siendo repetitivos para que se hable mucho más de esto en lugar de lo negativo, ya que esto solito habla. Los dos han trabajado a consciencia para merecer el éxito.

, , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Ochoa vs. Corona: carisma contra seriedad

Desde hace un buen tiempo me vienen pidiendo un frente a frente entre la imagen deportiva de Guillermo Ochoa y la de José de Jesús Corona, sin embargo, había que esperar a que llegara un buen momento para escribirlo y compartir con ustedes lo mejor de estos dos extraordinarios guardametas, y hoy es el gran día.

Como lo he hecho en anteriores artículos, mi deseo al escribir esto no es comparar y resaltar quien es mejor, sino analizar, describir y resaltar elementos de la personalidad de ambos.

Ochoa proyecta una personalidad carismática, amistosa y extrovertida que se ve que encaja fácilmente en la filosofía de cualquier equipo. Su cabello chino y alborotado le dan un toque especial y diferenciador a su imagen, que lo hace todavía más atractivo para el sexo femenino.

Muestra un gran desenvolvimiento y seguridad cuando le entrevistan y a veces da la impresión de decir las palabras exactas sin caer en explicaciones largas y cansadas.

En redes sociales como Twitter se le ve muy activo y se percibe como un jugador que siempre busca la interacción con sus seguidores al hacer preguntas, conocer diversas opiniones, así como compartir fotos de las concentraciones y viajes con su actual equipo, el Ajaccio.

Alejado de escándalos y con carácter para manejar la presión de haber jugado en un un club tan mediático como el América, también destaca su visión –y la de su representante, claro está- de haber aceptado jugar en un equipo recién ascendido en Francia, a pesar de ser blanco de varias críticas y burlas por tal decisión.

Corona refleja una personalidad seria y calmada, al grado de no revelar claramente sus emociones. Su apariencia personal es poco dinámica y mantiene el mismo estilo tradicional desde hace varios años. Quizá el cambio más característico es que a veces usa barba de tres días.

La ventaja más significativa en la imagen deportiva de Corona es que transmite esfuerzo, trabajo y superación. No es un jugador mediático y parece no importarle si es el elegido para ser entrevistado o no pero cuando lo hace demuestra concentración y síntesis.

Lo que resulta más incongruente de la personalidad de Corona es que, aunque parece tranquilo, ha habido dos hechos donde se ha visto que el carácter lo ha traicionado. El primero de ellos, una pelea en una discoteca donde acabó culpando a su primo –según él su cuasi gemelo- y salió librado, y el segundo, darle un cabezazo al preparador físico del Morelia aunque aquí no la libró y le costó sanciones en su club y el no ser convocado a la Selección Mexicana.
Es así como la técnica, estilo, habilidad y personalidad, que es lo que todos vemos de ellos, se mezclan para posicionarse como titulares de la selección, sin embargo, hay un elemento invisible adicional que ha influído en su reputación: el temperamento.

Esperemos que sus actitudes y comportamientos positivos sigan siendo repetitivos para que se hable mucho más de esto en lugar de lo negativo, ya que esto solito habla. Los dos han trabajado a consciencia para merecer el éxito.

, , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario