Entradas etiquetadas como soccer

Steven Gerrard, la imagen más fiel que existe

Imagen

Es el caballero de las canchas. Honor, refinamiento, cortesía y finura en color rojo. Una identidad deportiva que es sinónimo de lealtad y fidelidad.

Steven Gerrard, el capitán fantástico, comunica una imagen sencilla y cercana. Esa personalidad le ha convertido en el estandarte de sus equipos: Liverpool y la  selección inglesa.

Su comunicación no verbal escapa más elementos de su identidad deportiva en la que se percibe a un Gerrard metódico que expresa timidez, indecisión y nerviosismo al hablar y que gusta dialogar consigo mismo, y por momentos se ve sorprendido.

En cambio en sus palabras se observa a un Steven decidido y convincente:

‘Creemos en nosotros, tu sabes, hay varias decisiones que tomar como compañeros de equipo, pero hay que mostrarnos respeto y darnos el espacio para tomar las decisiones que tengamos que hacer’

El es Steven Gerrard, el capitán inglés que con los mejores ingredientes de su identidad deportiva desea potenciar el legado de Inglaterra en Brasil 2014.

 

Anuncios

, , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Iker Casillas, la imagen de sencillez de la selección española

Imagen

Es la sencillez en los buenos y malos momentos. Es la personalidad futbolística más conciliadora que se ha ganado enemigos en los últimos tiempos. Una identidad deportiva que se aferra a defender su estilo con corazón valiente.

Titular en la portería o en el banquillo de suplentes, Iker representa la tolerancia al fracaso y la aceptación al cambio que todo futbolista debería tener. En el futbol no hay indispensables.

Las decisiones de unos pueden impactar en los resultados y el sufrimiento porque las cosas no se den como se desea puede ser gigante y esto puede orillar al jugador a pensar en lo peor: a darse por vencido y a cambiar de club con tal de huir de esta situación, pero muchas veces en la fidelidad a los principios y valores, y en la lealtad al equipo, se demuestra la grandeza de una persona.

Iker Casillas es un guardameta que evidencia honestidad y transparencia con sus palabras, demostrando que la humildad no está peleada con la trayectoria profesional:

‘Bueno lo he dicho antes, ehhh, creo que a veces hay que competir y la competencia es buena y a mi me encantaría, trabajo para ello, compito para ello’

Su comunicación no verbal en algunas entrevistas revela el estado natural y puro de sus emociones: luce algo intimidado, experimenta algunas dudas, se ve incómodo y nervioso, sin embargo, después de algunos minutos modifica su sentir y se percibe mucho más confiado y más relajado.

La apariencia personal de Iker nos aporta mayores elementos sobre su personalidad y revela los mensajes de su imagen deportiva: cercanía, bienestar, simplicidad aunque a veces da la impresión de ser “demasiado” informal en su forma de vestir.

Casillas tiene una imagen personal muy práctica. Siempre se le ha visto con el mismo peinado y estilo de barba, y si a esto le sumamos el carácter que tiene, en conjunto da la impresión quitarse años de encima y ser jovial, lo cual es una ventaja más que una desventaja.

Iker Casillas es una identidad deportiva sabedor de su valía que quiere que todo Brasil hable en español.

, , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Lucas Neill, la imagen osada de Oceanía

Imagen

Pocos conocen a Lucas Neill, pocos conocen a su selección. Aquella de los canguros, la de aquel país lejano que casi nos lleva un día de ventaja a los de este lado del continente norteamericano, la que abandonó su confederación para hacerse más competitiva y ofrecer una versión más potente en los mundiales.

Lucas mantiene una misma imagen, con pocos cambios; ha jugado gran parte de su carrera profesional fuera de su país. No es el jugador más conocido de su selección para la gran mayoría pero aún así se mantiene como capitán y representa la osadía de una Oceanía disfrazada de Asia.

Hacer un análisis de la imagen deportiva de este jugador representa la oportunidad de conocer mejor el perfil de los 32 capitanes que representarán a su país en el mundial de Brasil. Centrarnos solamente en los famosos o más reconocidos es limitar nuestro trabajo y frenar en seco nuestra creatividad y no explorar nuestra capacidad de sorpresa.

Neill tiene rostro y cuerpo de modelo. Su imagen seductora con toques naturales refleja a un jugador que busca llamar la atención por lo bien cuidado de su cuerpo, las dietas y el ejercicio, así como un mensaje aparente de amistad pero que contrasta con su estilo brusco y poco limpio para jugar fútbol.

Su liderazgo está centrado en la experiencia y en demostrar su fuerza en el terreno de juego. Su veteranía es un factor que lo asocia a seguridad, conocimiento y seriedad para ordenar a su equipo en la cancha, aunque comienza a ser una desventaja ya que las piernas y el cuerpo comienzan a no responder de la misma manera.

Lucas Neill pretende demostrar con su identidad deportiva que el carácter de una selección muchas veces pesa más que el favoritismo, así es que la valentía y osadía de los socceroos son las fortalezas que pueden convertirlos en el caballo negro del mundial.

Veremos entonces si la edad y escasa actividad del capitán de la selección de Australia, no fueron elementos que jugaron en contra de su selección.

 

, , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Lionel Messi, la imagen argentina del ilusionismo

Imagen

Lionel Messi es un mago cuando tiene el balón en los pies. Su gran habilidad y talento es sinónimo de ilusionismo, fantasía y… lo inexplicable.

En sus inicios como futbolista profesional se le veía poco potencial. Su baja estatura le quitaba puntos en comparación con otros futbolistas y, especialmente, delanteros quienes en su mayoría son altos, fuertes y con las piernas largas.

Pero en el futbol Messi nos ha dejado claro que no hay nada escrito, todas las esencias tienen su aroma que les permite distinguirse de otros y lo importante para triunfar es la fórmula de cada uno.

Es así como la fórmula de Leo tiene más efectos positivos que negativos. Es cierto, su forma de ser discreta lo hace ser percibido como un jugador tímido, poco sociable y que da la impresión de ser frío, pero su enorme capacidad futbolística le da el brillo necesario para opacar cualquiera de sus defectos.

Su estilo proyecta rasgos de una personalidad relajada, natural y accesible, aunque cuando se trata de ser más formales busca llamar la atención con un atuendo que va en armonía con su estilo de juego: versatilidad, algo fuera de lo común y diferente.

Messi refleja a través de su comportamiento a una persona tranquila, respetuosa, consciente y enfocado en lo que tiene que hacer. Se le ha conocido sólo un escándalo al salir aparentemente en estado inconveniente de un bar/discoteca ayudado por sus compañeros y en el que el manejo de crisis fue inmediato y no pasó a más. Fuera de este incidente no se le ha conocido otro caso que haya puesto en riesgo su credibilidad como deportista.

La gran área de oportunidad para el delantero argentino del Barcelona para potenciar aún más su imagen radica en ser más cálido y mediático. Estos cambios de actitud lo harían ver más accesible y cercano a las personas, especialmente a los niños que ven en él una figura a seguir y a convertirse en el futuro.

Lionel es un ganador que ha obtenido numerosos premios tanto de manera individual como colectiva. Ganar el Mundial de Brasil con su selección fortalecería también su imagen, la del Barça y la de su país, con lo que encarecería su valor.

Messi es la imagen argentina del ilusionismo. Sus trucos, fintas, gambetas y goles imposibles han inscrito ya su nombre en las páginas doradas de la historia.

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

I love you / hate so much

Image

Is equally important for a team to have a strategy in sports image like in corporate finance.

Sports moves people, make them feel emotions that are consistent with the identity of teams and if it is credible with what they are communicating, they will be following them.

Historically, in any sport there are loved and hated teams. They build their reputation on what they say and do and say and do again, although good results can impact in their good reputation.

In soccer, the best example of teams loved by many people and hated by others are Barcelona and Real Madrid. Two teams with different personalities that causes infatuation, joy, love, anger and hatred of thousands of fans worldwide.

In Mexico the same case happens between America and Guadalajara. They are loved and hated. Antagonistic to each other from the beginning. The image that they communicate to their fans has helped and positioned their marketing campaigns and they have made the most of its “fame”.

In basketball, Los Angeles Lakers and Chicago Bulls are two loved and hated teams, although Miami Heat has also won the tag of a team loved by some and hated by others.

In the NFL, the San Francisco 49ers, New England Patriots, Pittsburgh Steelers and Dallas Cowboys are loved and hated teams. They have found successful messages to communicate and been consistent to them.

In baseball, Los Angeles Dodgers and the NY Yankees are loved and hated teams, also the Boston Red Sox. History, championships and recent successes have helped them but from my point of view something is missing to them to take advantage of this.

And finally, Formula 1 teams Ferrari and McLaren are two loved and hated teams. Their drivers have done much to create this image, although Red Bull has the tag of a team loved by some and hated by others too.

Create, getting or keeping the image of a team that does not cause anything to fans is like trying to go diving without an oxygen tank. Forcing an identity just to get attention is like to get a mask and project something that is not true, and is clearly evident.

The fans of these loved and hated teams not only grew in number. Teams came out of the ordinary, innovated and found arguments to project with their sports image, beyond its history, players and coaches.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Ibrahimovic´s bipolar image

Zlatan is a player of contrasts. Light or plenty of shades. Sometimes he remembers us his talent and gives us a pleasant and authentic lesson of football, but other times, he does not remember himself.

This “giant” born in Malmo, Sweden has qualities, style and personality, and courage, vision and security that make him a different player. In football recognize these outstanding players is complicated.

With all the magic that emerges from his boots, Ibra traps, surprises and make us adore him. He lifts and then dropped us from the top to meet with his other “face”, the “dark” side of his personality.

For football players become increasingly necessary to balance their soccer skills with their personal skills. When one of this is superior, there is an answer in our minds that cause us confusion.

This is exactly the case of Ibrahimovic. His football skills are beyond his personal abilities. He distorts the image that leaves on the field and the memories of their actions do not remain for a long time in our minds.

Playing for different clubs, he caused the same effect with his image. Fans get so excited and begin to see him with eyes of idol, but suddenly he changes his team, and all the fantasy is over.

One year he plays in a team and the next is playing for the rival team. He does not identify with the club, and do not show love and royalty to a team. He is just there.

When he plays for his country something similar happens, but in a different scale. He disappears, especially, when he is needed more. Never seen taking a leadership role or encouraging their teammates to catapult Sweden to a superior position that improves its position in international tournaments.

Those are the reasons why Ibrahimovic projects a bipolar image. His greatest weakness is in his attitude more than in his football skills. With the same transparency like a glass, he reflects this attitude in his body language.

Imagine if we gave life to football, and we copy the same attitude of Ibrahimovic. It would be so bipolar that perhaps deserves a match of 10, 90 or 150 minutes duration. Football and its protagonists should not be like that.

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

La imagen bipolar de Ibrahimovic

Zlatan es un jugador de contrastes. Mucha luz o mucha sombra. Por momentos se acuerda de su grandeza y nos regala un futbol exquisito y auténtico, pero en otras ocasiones, parece no acordarse ni de él mismo.

Cualidades, clase y personalidad, le sobran al gigante nacido en Malmo, Suecia. Valor, visión y seguridad lo hacen ser un jugador distinto. Y en el futbol distinguirse hoy en día, es complicado.

La imagen de Ibra atrapa, nos sorprende y nos encanta con toda la magia que se desprende de sus botines. Nos eleva y después nos deja caer de lo más alto al conocer su otro lado, la parte “oscura” de su personalidad, esa que debería de mantener más en el misterio y le hace perder la etiqueta de perfecto.

Para el futbolista cada vez se vuelve más necesaria desarrollar la habilidad de equilibrar sus habilidades futbolísticas con sus habilidades personales. Cuando unas le ganan a otras, en nuestras mentes se produce una respuesta que nos provoca confusión.

Ese es justamente el caso de Ibrahimovic. Su talento futbolístico está por encima de sus habilidades personales. El temperamento supera y distorsiona esa imagen que deja en la cancha y hace que los recuerdos de sus actuaciones no permanezcan mucho tiempo en nuestras mentes.

El mismo efecto de su imagen lo provoca en los clubes donde ha jugado. Los aficionados se entusiasman tanto con él y lo comienzan a ver con ojos de ídolo, pero de repente cambia de equipo y toda esa fantasía se acaba.

Lo increíble del caso es que un año lo podemos ver jugando en un equipo, y al siguiente lo podemos ver jugando para el máximo rival del equipo. No está identificado con el club, ni demuestra amor y lealtad, él simplemente está ahí.

Cuando juega para su país sucede algo parecido pero a otra escala, ya que por momentos desaparece y, sobretodo, cuando más cuando se le necesita. Nunca se le observa tomando el rol de líder, o motivando a sus compañeros para catapultar a Suecia a otro nivel y mejorar su posición en torneos internacionales.

Por eso, Ibrahimovic proyecta una imagen bipolar. Es un jugador cuyo defecto mayor está en el querer más que en el poder, porque de eso último no hay duda. Su actitud parece doblegarlo y refleja en su lenguaje corporal, casi con la transparencia de un cristal, que simplemente no quiere.

Imaginen si le diéramos vida al futbol y si éste copiara la actitud de Ibrahimovic. Seguramente sería tan bipolar que diría, hoy quiero que dure un partido diez minutos, mañana noventa, pasado mañana 150. El futbol no puede ser así, mucho menos sus protagonistas.

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario